lunes, 19 de diciembre de 2016




La zanahoria

Como una enhiesta zanahoria 

atada al largo palo de avellano
así buscamos ser felices
mientras la vida el burro va pisando.

El asno se mueve hacia el naranja
y ve que la distancia no varía,
más sigue empecinado en conquistarla
mientras su boca se llena de saliva.

Los hombres se mueven hacia el placer
y olvidan que el dolor también existe,
el tiempo inexorable les dará
razones para nunca arrepentirse.

Y llegarán a viejos envidiando
al jamelgo que va tras su hortaliza,
la felicidad tiene las hojas verdes
porque siempre se nutre de la vida.

Bl0king

No hay comentarios:

Publicar un comentario