jueves, 22 de diciembre de 2016




Otro baile

Una rima sencilla, clara, pura,
diáfana como gota de rocío
para llegar hasta la sala de baile
donde ella espera vestida de domingo.


Un último vals entre los dos
flotando sobre baldosines negros,
y blancos como tablero de ajedrez
sin jaques, sin enroques, sobre el tiempo.


Hoy nuestros pies no pisarán las líneas,
tan sólo el interior de los cuadrados.
Trae mala suerte y hoy intuyo
que es mejor no tentarte demasiado.


Quizás después de nuestro encuentro
aplaces tu inexorable compromiso
y me concedas, al menos, otro baile,
para poder seguir eternamente unidos.


Bl0king

No hay comentarios:

Publicar un comentario