miércoles, 10 de enero de 2018





El espectro cromático

Ya es viernes hoy, los viernes siempre me parecieron de color verde.
Son días que no se hacen demasiado pesados, porque conservan el aliento fresco del sábado inminente.


Los sábados los vivo en tonos azules, llenos de aventuras, sintiendo la libertad atenazada durante toda la semana.

Los domingos, parecidos a los sábados, sin embargo se dejan contaminar por la tormenta de los lunes con lo que el azul pasa a ser un violeta oscuro.
Son días para la reflexión semanal, para recargar pilas para la semana que viene, para estar en familia o en soledad, días extraños, agridulces.


Y llega el lunes, negros, sin ambages. Aunque hay días buenos, es tanta la energía que hay que hacer para empezar la máquina, al contar con inercia cero, que los lunes suelen ser días muy cuesta arriba, por no decir otra cosa.

Los martes se acercan al ecuador de los días laborables de la semana, el negro pasa a una tonalidad más clara. Llega el marrón, son días en los que cuesta encontrar algo positivo pero que acaban siendo más buenos de lo que parecen, aunque no siempre.
La inercia acumulada de los lunes los hace mejores que estos.

Y rodando, rodando, llegamos al ecuador laboral de la semana, el miércoles. El sol del trópico se pone naranja, pero en esencia son iguales que los martes, imprevisibles ellos, pero con un horizonte donde ya se vislumbra tierra a la vista desde las turbulentas aguas del mar de las responsabilidades.

Jueves. Son los limones de la semana, técnicamente son la víspera de los viernes, llega el amarillo a nuestro ánimo, tiñendo de optimismo el día, con lo que aunque son días inciertos suelen tener un hálito de felicidad subyacente.

Y así desembocamos en los verdes viernes cerrando el bucle elíptico de la semana.

Es por ello que suelo ver la vida en rosa, cubierto por el arco iris de mis subjetivas sensaciones, con una falsa sensación de controlar mi entorno, aunque de sobras sé que solo es mi imaginación, que tiende sus tentáculos hacia la vida para hacerla más digerible.

Bl0king



domingo, 26 de noviembre de 2017





Amor cibernético

Clítoris metálico
que acunas sinusoides de placer,
circuitos positrónicos que albergan
eléctricos encantos de mujer.


Vulva de titanio,
que seduces con lúbricos espasmos,
tus curvas de metal irresistibles
me tientan con lamer su frío tacto.


Cyborg mutante,
que el tiempo se detenga entre caricias,
quiero amarte como un robot esclavo
en un cortocircuito de energía.


Áspid de magma,
enlázame viscosa en tus anillos,
imanta mis deseos con tu magia
en un apocalipsis radioactivo.


Bl0king

domingo, 19 de noviembre de 2017




Erox

Atravesando el aire llego hasta tu escritorio.
Soy espectro desnudo irradiando mi tinta.

En los silencios blancos me introduzco en tu lecho
y te abrazo desnuda susurrando un poema.
Lubricando tus miedos penetraré en tu eclipse.

Lentamente se acoplan los astros a las órbitas.
Somos polvo estelar gravitando entre lunas
eyaculando mares de orgásmicas estrellas.

Flotando entre burbujas de besos asonantes
seremos uno solo en perfecta simbiosis,
dos almas que renacen ligadas al amor
improvisando magia con luz de vida eterna.


Bl0king









Diario de un rebelde 



En un universo curvo yo nací recto, pero el tiempo acabó limando mis vértices.
Ahora ruedo con la inercia acumulada.
Me pregunto qué hubiera pasado si el universo fuera recto y yo naciera siendo esfera.
Ser rebelde es mi sino, aunque pierda.
A fin de cuentas todos sabemos quién ganará el final de la partida...
Pero el placer de vacilar al destino, ese disfrute, no nos lo quitará nadie.


Bl0king

sábado, 4 de noviembre de 2017

El criticón

Avinagrado,
con gesto adusto,
amargo ceño
y pesimismo.
Siempre protesta,
nunca agradece,
mastica bilis
con sus colmillos.
Presume siempre
de ser sincero
pero si opina
desprecio exhala.
Mala persona,
cactus perenne,
flores carnívoras
son sus palabras.
Él es perpetuo
ser negativo,
es electrón
mordiendo al prójimo.
Un hombre gris
de alma de plástico
que solo sabe
verter su vómito.



Bl0king

lunes, 30 de octubre de 2017

Oda a la cerveza

Con alma de ámbar y aroma de lúpulos,
de sabor amargo conquista discípulos.
Granos de cebada
u otros cereales
producen fermentos
de burbujas madres
que darán a luz
a espumas de mares
turbias, cristalinas, múltiples variantes
de combinaciones, con gaseosas fases.
Egipcios, sumerios, y los elamitas
fueron los primeros en crear bebidas,
y a través del tiempo viajó la cerveza
mojando bigotes hasta nuestros días.
Cerveza sagrada, rubia, blanca o roja,
de estilo toscano, de saison o belga.
Todas son historia
escrita en mil lenguas,
lluvia en las gargantas,
batallas eternas.


Bl0king

jueves, 26 de octubre de 2017








Elipsis


Cuando leí mi propia esquela en el periódico la sangre descendió de mi cabeza. Arrojé el periódico con fuerza al suelo y corrí al cuarto de baño a mirarme en el espejo, pero mi asombro fue en aumento, allí no había más que unos viejos azulejos blancos.
Recorrí la casa desesperado buscando algo en lo que ver mi reflejo, pero la búsqueda fue en vano.
En ese momento comprendí que algo estaba sucediendo.
La confirmación llegó cuando percibí que realmente ya no estaba respirando.
Fue en ese momento cuando todo lo que me rodeaba se transformó en una serie de infinitos espejos en los que solo se reflejaba un universo de cristales transparentes.
 



Bl0king