domingo, 29 de enero de 2017





El triángulo isósceles

Cuando siento un calor extraño 
en mi chakra
puede ser debido 
a tres cosas.

O que tengo hambre (de alimentos)

O que tengo sed (de tu boca)

O que voy a parir (un poema)


Así que voy tanteando
el triángulo isósceles,
vértice a vértice,
hasta que me pincho.



Si la sangre es roja
voy a la nevera.

Si en cambio es azul
me voy a tu encuentro.

Y si es transparente
escribo unos versos.

Podría decirlo más alto
pero no más claro. 

Bl0king


3 comentarios: