domingo, 11 de diciembre de 2016




El dragón

El dragón permanecía oculto en las tinieblas más profundas de la cueva. El ritmo irregular de las gotas de agua cayendo desde las estalactitas hasta el lago armonizaba con el apagado sonido de su corazón. El mundo había ya dejado de importarle desde el día en que ella lo rechazó. El amor, como el agua, horada las más duras rocas, corazón sin tiempo ni esperanza, reloj de arena, mecido por el silencio de la espera.



Bl0king

No hay comentarios:

Publicar un comentario